25 de junio de 2011

Mi muñeca


- Gracias por hacerme pensar todo el día en vos... todos los días, por convertirte en una adicción... Gracias por desaparecer y hacerme sufrir con una maldita adicta que soy, por hacerme llorar por vos. Gracias por dejarme de lado y entonces ver que realmente no importa lo que haga... por mostrarte realmente como sos... Gracias por permitirme ver que soy yo la que se lastima sola de nuevo, por convertirte en la razon por la que mi estado de animo oscila constantemente, por ser la excusa que tengo por cada nudo en la garganta que no deja salir palabra alguna. Gracias por todo eso... Nos vemos en el infierno.. yo hace mucho tiempo que ya estoy aca... y es tan malo como todos lo describen, incluso peor... Pero voy a estar con vos y juntas seremos cenizas y por fin seremos una sola. - Termino de decir esto y entonces apuñalo a su muñeca de trapo con la navaja que había cortado sus brazos tantas veces... La desarmo y el relleno de la muñeca se desparramo por toda la habitación. Con los ojos rebosantes de lagrimas sonrió pero ninguna sonrisa se dibujo en su rostro. Se puso a cantar esa canción que solo era de las dos... Y se durmió pensando en ella por ultima vez.