13 de mayo de 2011

No digas que me conoces, cuando ni yo me conosco!

¿Alguna vez el odio fue tan fuerte que sentias como te desgarraba por dentro?
¿Alguna vez sentiste que un paso mas te costaria toda la poca energia que te quedaba?
¿Alguna vez sentiste como dolia algo que no estaba?
¿Alguna vez sentiste que perdiste todo a cambio de nada?
¿Alguna vez sentiste tu piel abrirse para que afloren tus sentimientos mas dolorosos?
¿Alguna vez una lagrima destruyo todo tu mundo?
¿Alguna vez una palabra peso tanto que moriste aplastada?
¿Alguna vez te sentiste tan sucia que te bañaste por horas sin poder remediarlo?
¿Alguna vez te sentiste sola, sola de verdad, sin nada ni nadie?
¿Alguna vez sentiste lo que es levantarte, mirarte al espejo y no reconocer el reflejo que te devuelve?
¿Alguna vez sentiste que ya no habia nada que hacer?
¿Alguna vez sentiste que arruinaste todo?
¿Alguna vez sentiste que estabas caminando con botas de cemento?
¿Alguna vez sentiste que no valia la pena levantarte de la cama?
¿Alguna vez sentiste ganas de reir pero no pudiste?
¿Alguna vez sentiste todo esto junto?

2 comentarios:

Mechi.- dijo...

Si, pero pocas veces...

Petite Mademoiselle dijo...

¿Debería asustarme decir que constantemente? Supongo que se puede vivir así, solemos creer que la vida sin la más extrema de las plenitudes no vale la pena, pero a la hora de la verdad solemos confomrarnos con poco.